Nuestra responsabilidad como consumidores

0 comentarios
Sostenibilidad

Como personas todas tenemos nuestras ideas de que esta bien y que esta mal, intentamos seguir un código de conducta, unas normas éticas, ya sea impuestas o formadas a partir de nuestros propios valores. Y así, queremos vivir nuestra vida siguiéndolas, sintiendo que hacemos las cosas bien. De ahi que muchas veces pensemos que no podemos hacer nada por cambiar las cosas -con la crisis, nuestro estado laboral, nuestro nivel adquisitivo, etc-, es algo que se escapa de nuestras manos o que más bien decimos, “en esta vida hay que ser prácticos”.

Pero no tenemos en cuenta muchas cosas que sin pensarlo mucho hacemos día a día.

Puede que no seamos conscientes de hasta que punto forman parte de esa conducta ética que creemos seguir. Y estos son pequeños gestos que pueden suponer un granito de arena por las ideas en las que creemos y apoyamos.
En esta sociedad de consumo el dinero es el rey, marca un nivel de vida y nos llega a limitar en algunos aspectos que nos parecen esenciales para el desarrollo de nuestra vida. Vale, es cierto, nos da o quita poder en algunos casos. Pero en otros no. Nosotros, como consumidores, decidimos en que nos lo gastamos (aunque no nos paremos a pensar en ello), lo que implica una serie de decisiones que van implícitas: optamos por un tipo de economía, un tipo de empresa, un tipo de trato a los trabajadores, un tipo de empresarios, de productos, de valores de empresa, etc. La suma de nuestras compras deciden quienes tienen trabajo y quienes no, en que codiciones trabajan, que impacto generan en el medio ambiente…lo que quiero decir es que cada decisión que tomamos como consumidores marca el apoyo a una serie de valores.

En este consumir a toda velocidad, nosotras apostamos por pararnos y pensar. Saber que defendemos y en que creemos y ser consecuentes.

Dejar a un lado este desenfreno del consumo, decidir a quien apoyar con cada compra, pensar en que se basan nuestras compras en realidad y decidir que valores queremos que cumplan.  Podemos apoyar a personas, y no a grandes empresas sin escrupulos ni con sus trabajadores y clientes, ni con el medio ambiente o que apoyen un modelo económico desigual. Sino más bien a empresas que siguen unos valores de sostenibilidad que engloban conceptos como: el movimiento slow, productos locales, productos de temporada, productos a favor de un comercio justo, en contra del testado en animales, veganos, y un sinfin mas de ideas que iremos explicando en otros posts.

Entrada-04-kiimua-2

kiimua. Naranja. Sostenibilidad y responsabilidad social

 

Porque creemos que el dinero y la felicidad pueden ir unidas como cualquier otra cosa, siempre que “haces algo que sigue tus valores”. Para consumir siendo conscientes de nuestras decisiones, te iremos dando ideas en difernetes posts, iremos creando una guía para que ses tu quien tome sus propias decisiones a la hora de consumir.

Tu, y nadie más, serás quien se basará en tus propios valores para tomar tus decisiones.

Queremos hablar un modelo de consumo nuevo y mejor, uno que siga unos valores de sostenibilidad, y de paso también ahorrar dinero. Aprender a depender menos de él para encontrar una felicidad independientemente de nuestros ingresos. Una felicidad que valla de la mano con la de las personas, animales y medio ambiente que nos rodean.

Queremos que ser capaces de reflexionar en este espacio hacerca del consumo y nuestro papel como consumidores, las decisiones que tomamos y como mejorarlas, que cada cual pueda aportar su opinión y crear un cambio positivo en si mismo y su entorno. ¿Te sumas?

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario